Promoviendo los procesos de recuperación de empresas y las prácticas de negociación colectiva hacia la autogestión - Consultoría Primero de Mayo

Promoviendo los procesos de recuperación de empresas y las prácticas de negociación colectiva hacia la autogestión

Promoviendo los procesos de recuperación de empresas y las prácticas de negociación colectiva hacia la autogestión

P ara empezar, nos presentamos. Somos una cooperativa formada por asesores laborales, abogados y economistas. Nos dedicamos al asesoramiento individual y colectivo de trabajadores y trabajadoras en negociación colectiva, huelga y procesos judiciales (colectivos de trabajadores/as y sindicatos). Realizamos asesoramiento económico y jurídico en otros ámbitos que no son el laboral. Nuestra perspectiva profesional está orientada al apoyo del contrapoder sindical y la autogestión económica. Creemos que es fundamental que se priorice la acción colectiva frente a la lucha judicial, aunque la segunda suele ser crucial en muchos de los procesos laborales que se dan hoy en día. Nuestra pelea es en diferentes frentes para expandir derechos de trabajadores y trabajadoras, lo que incluye intervenir también en ámbito mercantil -derecho societario, concurso de acreedores y quiebras- o penal -delitos económicos- de los empresarios en procesos de descapitalización y fraude económico. También asesoramos procesos de transformación, recuperación y cooperativización autogestionada de empresas por parte de sus trabajadores y trabajadoras.

H emos impulsado y colaborado en la organización de los Encuentros del asesoramiento laboral y social en la Facultad de Relaciones Laborales y Trabajo Social de la Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibersitatea (UPV/EHU), cuya II edición este año trató precisamente sobre negociación colectiva y control sindical, en relación a la ampliación de derechos de información económica y laboral para los trabajadores y trabajadoras en las empresas capitalistas, con la participación de jueces de lo social, investigadoras de la universidad y diferentes profesionales -abogados, economistas-, además de una nutrida intervención de comunicaciones al encuentro sobre estas cuestiones. Participamos también en Koop57 Euskal Herria. Coop57 es una cooperativa de finanzas que se creó con indemnizaciones obtenidas por el cierre de una empresa y que recoge ahorros de particulares para financiar proyectos cooperativos y autogestionarios, a la vez que con ello va tejiendo una red de economía social y transformadora.

E n esta presentación vamos a resumir nuestra experiencia en diferentes casos asesorados para poner en común las conclusiones de la misma. Hemos analizado 7 casos asesorados dónde se ha planteado por los trabajadores y trabajadoras directamente y/o por parte de los sindicatos intervinientes, la recuperación y cooperativización autogestionada de empresas. No son casos de éxito en el sentido de ocupar y recuperar el activo de la empresa, aunque uno de ellos sí ha generado el impulso de una cooperativa de trabajo que está en proceso de ponerse a funcionar. Creemos que es necesario este análisis, porqué en el ciclo de crisis en el Estado español (2008-2016) ha habido algunos casos de éxito, pero muchos más de no éxito, por lo que es importante analizar el porqué, así como realizar un proceso propio de análisis y de mejora de la metodología en el asesoramiento (que tiene que ser compartido por todos los grupos intervinientes).

La clasificación que hemos realizado incluye empresas de:

Diferentes provincias

Araba, Bizkaia -2-, Barcelona -2-, Cádiz, Sevilla, con sus diferentes contextos institucionales

Diferente actividad

Fabricación ventanas; venta zapatos; instalación y mantenimiento de ascensores; almacenamiento y logística de transporte; residencia de mayores y personas dependientes; instalación y mantenimiento de sistemas de refrigeración para grandes superficies; fabricación de productos y piezas de escayola para la construcción

Diferente tamaño

Pequeña y mediana empresa (PYME) y Multinacional (empresa o centro de trabajo de entre 15 a 85 trabajadores y trabajadoras)

Diferente organización sindical

Secciones sindicales de uno o varios sindicatos, con antigüedad de entre unos meses hasta más de 5 años. Afiliación desde una cuarta parte a la mitad de la plantilla.

Diferente problemática

La problemática de cada caso es diferente si bien hay aspectos de contexto común, ya sea uno/alguno de ellos o todos a la vez, a saber: a) mala gestión / descapitalización; b) problemas de liquidez; problemas de viabilidad: incremento de costes, caída de la demanda o estancamiento de la misma; c) estrategia empresarial de mantener e incrementar la tasa de beneficios sobre ventas o capital aportado

E n este sentido, 4 empresas cesaban actividad / cierre de centro de trabajo y se planteó un proceso de transformación cooperativa en el marco de un conflicto por reestructuración (despido colectivo) para la defensa del empleo a corto plazo, así como las 3 empresas restantes con continuidad de la actividad económica, el planteamiento se realizó en el marco de procesos de reestructuración de reducción salarial y/o despido colectivo cómo apoyo a una estrategia sindical de defensa del nivel y condiciones de empleo a medio plazo.

Las conclusiones que extraemos:

1
Necesidad de mayor trabajo sindical previo, mayor adhesión sindical a través de la afiliación para construir hegemonía obrero-sindical, negociación colectiva y control sindical económico que permita analizar y discutir la gestión económica capitalista, no solamente lo que afecta a las relaciones laborales. Varias secciones sindicales tenían una antigüedad de menos de 1 año y existe correlación entre secciones sindicales con más experiencia, mayor trabajo en negociación colectiva y mejor posición para abordar los procesos de recuperación de empresas.
2
Necesidad en los procesos de una mayor capacidad de presión ante las políticas de las empresas, y ésta presión se materializa con la posibilidad de huelga indefinida total. Para ello, en general, la predisposición para la huelga indefinida de las secciones sindicales se ve limitada por la imposibilidad de asumir el descuento total de salarios, por lo que no disponer de Caja de Resistencia con subsidio de huelga (cubriendo Salario Minino para cada huelguista) imposibilita utilizar este importante mecanismo de presión.
3
La perspectiva de la viabilidad económico-productiva del nuevo proyecto es el elemento nuclear sobre el que pivota la praxis anterior y la capacidad de presión (puntos 1 y 2), así como los siguientes factores en relación a la búsqueda de financiación suficiente para los proyectos de inversión (punto 4), o a las dificultades procesales y legales (punto 5). A este respecto, 3 de las 4 empresas con cese de actividad eran difícilmente viables en el mercado en sus condiciones originarias debiendo realizar un más amplio plan de reorientación de actividad, de inversión y sobretodo comercial en una de ellas. En otra empresa con cese de actividad la viabilidad era factible manteniendo durante el proceso los principales clientes si bien las limitaciones legales y del conflicto dificultaron enormemente la transformación manteniendo activos, pese a la posterior creación de una cooperativa. Las otras 3 empresas con continuidad de actividad, la viabilidad económico-productiva de la empresa transformada es factible si bien en el marco de los procesos de reestructuración (reducción salarial, despido colectivo), la confrontación llevó a la retirada de medidas y el mantenimiento de condiciones (en algunos casos con juicios colectivos ganados), siendo en cualquier caso necesaria una más amplia estrategia sindical y jurídica para desalojar a los empresarios en base a la existencia de delitos económicos y procesos de descapitalización.
4
Otra de las dificultades es encontrar suficiente financiación y en espacio breve de tiempos de forma que no se rompa la actividad productiva, para acometer los planes industriales de inversión y de viabilidad económico-financiera. Buscar soluciones a las dificultades de acceso a la financiación y capitalización previa de indemnizaciones de los trabajadores y trabajadoras, cobro suficientemente ágil de las mismas y de los salarios dejados de percibir.
5
En relación con los dos puntos anteriores, en 4 de los procesos, el marco legal concursal y la predisposición o no de las administraciones concursales y juzgados mercantiles, pueden dificultar o facilitar la transformación cooperativa. También existen motivos del propio proceso legal, a saber: relación entre fase de convenio / liquidación, posible traspaso de la unidad productiva -activos a recibir, cargas a asumir- y proceso de despido colectivo; relación entre proceso concursal y proceso de creación de sociedad laboral o cooperativa, con afectación a la capitalización de indemnizaciones; relación entre los procesos legales anteriores, sobre todo los tiempos, y la continuidad económica de la actividad, principales clientes y proveedores, etc. Aspectos todos ellos que impactan directamente en la continuidad o ruptura de la actividad productiva y por tanto en la eventual viabilidad del futuro proyecto.
6
En relación a otro aspecto importante, cómo es la predisposición de las instituciones públicas en el apoyo financiero, económico (terrenos, construcciones, maquinaria, etc.), técnico o político, ésta ha sido limitada. Solamente en 2 casos se ha planteado, si bien en uno de ellos la predisposición existía, la propia administración tenía limitaciones para implicarse más. Hay que tener en cuenta que la cobertura legal y política de los empresarios es muy importante. La conclusión es que aun en el supuesto de implicación de las administraciones es imprescindible el desarrollo de soluciones por medios propios.

Alternativas que planteamos:

Empezando por el final (puntos 6 y 5), es preciso solo señalar sin ánimo de abordar la cuestión por su complejidad, la necesidad de buscar alternativas, en parámetros de acción colectiva, de presión laboral y social, así cómo legales-procesales para maximizar resultados en los procesos.
En relación a la financiación (punto 4), el desarrollo de mecanismos más ágiles de financiación que principalmente vendrán finanzas cooperativas y sociales, puesto que desde las instituciones financieras privadas o públicas es bastante más difícil.
En relación a la viabilidad económico-productiva (punto 3), ésta viene determinada por el caso, la situación del sector, la fase del ciclo económico, etc. Ahora bien, desde una perspectiva de la incidencia en aquellos aspectos que tocan a la gestión económica, es fundamental el siguiente punto.
En relación a lo que desde el asesoramiento sindical se puede plantear (puntos 1 y 2), de entrada disponer de Caja de Resistencia que permita ese nivel de huelga indefinida. Por otro lado, potenciar, a través de la negociación colectiva, los llamados derechos de información, consulta, participación y control sindical. El acceso a la información empresarial constituye uno de los principales elementos de resistencia por parte de las empresas, en tanto supone acceder en igualdad de condiciones a una fuente crucial de poder en las relaciones laborales. No obstante, el poder empresarial puede encontrar un contrapoder sindical u obrero real si se adopta como practica la de introducir en la negociación colectiva un acceso completo a la información económico-financiera y productiva: documentación productiva y plan de producción, control administrativo de los ingresos y gastos, acceso a los libros contables y documentación que sustenta las partidas contables, así como a toda la documentación contractual, económica, fiscal y laboral, en materia de igualdad, producción ecológica y de salud laboral de las empresas. Lo que también se conoce como contabilidad empresarial con “libros abiertos”. Así mismo, las cláusulas de anticipación económica y control sindical, son más importantes, en lo que respecta a la llamada “negociación colectiva defensiva”, esto es, la llevada a cabo en los procesos de restructuración empresarial. Algo que permitiría avanzar en el camino de la democracia económica desde los centros productivos y sectores. Lo que, entre otras cosas, reduciría la incertidumbre generada actualmente por las decisiones empresariales, permitiendo a los trabajadores y trabajadoras afrontar los procesos de cambio y crisis empresarial con mayores garantías así como con una praxis iniciada en los procesos de negociación colectiva para tomar las riendas de los medios de producción y la gestión económica de la empresa autogestionada.

Héctor Mata Diestro. Abogado.

Lluís Rodríguez Algans. Economista.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar