Sentencia que desestima Recurso de Suplicación contra nulidad despido

Sentencia que desestima el Recurso de Suplicación contra la declaración de nulidad de despido

Sentencia nº 1101/2016

Sentencia que desestima el Recurso de Suplicación contra la declaración de nulidad de despido

Sentencia nº 1101/2016 de fecha veintrés de diciembre de 2016 de la Sala de lo Social Sección Primera del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que desestima el Recurso de Suplicación presentado por la empresa contra la Sentencia que declaraba nulo el despido de un trabajador por vulneración de libertad sindical y de tutela judicial efectiva.

Los motivos alegados por la empresa para la presentación del recurso fueron los siguientes:

Solicita la no inclusión de la sentencia de 31-3-16, dictada por el mismo Juzgado 2 de Móstoles, no obra en autos al haber sido notificada a las partes con posterioridad al juicio, sin ser, además, firme, cercenándose el derecho de defensa.
La Modificación de la resolución de la Inspección de Trabajo que se refiere al requerimiento de la carga de trabajo de todos los trabajadores y no “a los referidos trabajadores”, añadiendo que contiene un error de transcripción en cuanto a la cita del documento.
También solicita que no se tengan en cuantas las distintas sentencias en procedimientos instados contra la empresa.

Todas estas alegaciones son desestimadas por la Sala. La primera de ellas es argumentada por la sala haciendo referencia a que toda sentencia hace referencia a otras, máxime cuando son dictadas por el mismo Juzgado;  La segunda de ellas la Sala no evidencia error in facto mas allá de meras interpretaciones y por último la tercera en la que manifiesta que las sentencias referenciadas han dado relevancia a la Sentencia como indicios de vulneración de la garantía de Indemnidad y libertad sindical.

Así, en cuanto a la primera modificación solicitada, es evidente toda sentencia puede hacer referencia a otras, sean firmes o no, máxime cuando ha sido dictada por el mismo Juzgado, aunque no esté unida a los autos, y que la empresa recurrente conoce, habiéndose valorado la prueba por la Juez de Instancia en su conjunto.

El cuarto motivo alegado por la empresa es contra el hecho probado en la sentencia en la que se declara al trabajador fijo-discontinuo.

En este punto la sala coincide con el criterio establecido en la Sentencia dictada por el Juzgado que determinaba que al no haber sido llamado en la campaña del año 2015 estamos ante un despido, a lo que no obsta no hubiera superado las prueba psicotécnica de 19-11-14 que ya no procedía, pues ya tenía consolidada esa condición de indefinido discontinuo, no pudiendo perjudicarle renunciando a un derecho ya adquirido, máxime cuando la empresa no hacía estas pruebas con carácter anual y en los exámenes de salud realizados por la Sociedad de Prevención en los años 2011 y 2012 resultó apto.

El quinto motivo del recurso denuncia infracción de los artículos 55.5 ET y 24 CE, negando estemos ante un despido y que se haya vulnerado la garantía de indemnidad, que la sala desestima ya que en el momento de producirse el trabajador ya tenía la condición de fijo-discontinuo.

El sexto motivo denuncia infracción de los artículos 55.5 ET y 28 CE, compartiendo una vez más la Sala de suplicación la argumentación de la sentencia recurrida, pues desde el 20-10-14 se conoce por la empresa su carácter de delegado sindical, concurriendo una alta litigiosidad de la demandada con el Sindicato, así como una importante conflictividad laboral con convocatoria de huelga el 8-4-14 en todos los centros de trabajo de la demandada, dándose la circunstancia añadida que en junio de 2015 la empresa concertó 38 contratos de duración determinada para realizar funciones de especialistas de extinción de incendios (categoría del actor), de los cuales 13 estaban entre los que no superaron las pruebas convocadas en 2014 para adquirir la condición de fijos discontinuos, sin ofrecerse una justificación objetiva y razonable para no haber llamado al demandante.

Es por todo lo anteriormente expuesto por lo que se desestima el recurso de suplicación interpuesto por la empresa y se condena a la misma en costas a la recurrente por importe de 800 euros que comprende los honorarios de la parte contraria que lo impugnó, así como a la pérdida del depósito para recurrir y de las cantidades consignadas a las que se dará su destino legal una vez firme la sentencia.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar