Sentencia declarando ERE nulo - Consultoría Primero de Mayo

Sentencia declarando ERE nulo

Sentencia 972/2015

Sentencia declarando ERE nulo

  • Eduardo Rojo
    “Sentencia pionera en la aplicación de la jurisprudencia europea. De especial interés para mi comentario es la alegación de la parte demandante, en fase de réplica a la demandada, de estar en presencia de un despido colectivo por deber tomar como punto de referencia, según la sentencia del TJUE de 30 de abril, el centro de trabajo”
    Eduardo Rojo
    Profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona

Sentencia nº 972/2015 de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de fecha 21 de mayo de 2015, que estima la demanda y declarando la nulidad del despido colectivo de los doce trabajadores despedidos el día 24 de febrero de 2014 en un mismo centro de trabajo.

Los motivos de nuestra demanda, los cuales acreditamos mediante la presentación del listado de extinciones de contratos realizados por el grupo de empresas, así como la pruebas testificales y periciales realizadas durante el juicio son los siguientes:

A partir de septiembre de 2014 la empresa, en relación al centro de trabajo, ha ido negociando individualmente con las personas trabajadoras a fin de proceder a un cierre parcial del centro, proponiendo traslados a otros centros y pactando extinciones improcedentes.
Que en el centro de trabajo la empresa ha comunicado, el día 24 de febrero de 2015, a 12 personas trabajadoras, su despido objetivo por causas organizativas y productivas, en sendas comunicaciones escritas.
Que el centro de trabajo es la entidad a la que se hallan adscritos los trabajadores afectados por el despido para desempeñar su cometido, y son los despidos efectuados en dicha entidad los que han de tomarse en consideración separadamente de los efectuados en otros centros de trabajo de esa misma empresa, de acuerdo a la sentencia del TJUE de fecha 13 de mayo de 2015, y es por lo que se solicita se declare la nulidad y subsidiaria improcedencia de la decisión extintiva impugnada, en atención a la existencia de fraude de ley en la misma al no haberse realizado un despido colectivo, incumpliendo todos los preceptos para el mismo, lo siguiente:



La no realización del período de consultas o entrega de la documentación prevista.

La ausencia de negociación.

La nulidad de la causa organizativa y productiva, por estar inducida fraudulentamente, con dolo y abuso de derecho.

La vulneración de los derechos fundamentales de libertad sindical en su vertiente de negociación, tutela judicial efectiva y huelga.


Basando especialmente la demanda en la interpretación del TJUE que introduce como única unidad de referencia la empresa y no el centro de trabajo, cuando la aplicación de dicho criterio tiene como consecuencia obstaculizar el procedimiento de información y consulta establecido, de modo que, de haberse utilizado como unidad de referencia el centro de trabajo, los despidos habrían debido calificarse de despido colectivo. En consecuencia, la sustitución del término «centro de trabajo» por el de «empresa» sólo puede considerarse favorable a los trabajadores si dicho elemento es adicional y no implica el abandono o la reducción de la protección conferida a los trabajadores en aquellos casos en los que, si se aplicase el concepto de centro de trabajo, se alcanzaría el número de despidos exigido por la Directiva de la Unión Europea para aplicar la calificación de despido colectivo. Es por ello que se consigue la estimación de la demanda interpuesta por el Comité de Empresa declarando la nulidad del despido colectivo de los doce trabajadores despedidos el día 24 de febrero de 2014 en el centro de trabajo, declarando el derecho de los trabajadores afectados a la reincorporación a su puesto de trabajo en las mismas condiciones que regían con anterioridad, con abono de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta su efectiva readmisión, condenando solidariamente al grupo de empresas.

Cabe reseñar sobre esta sentencia que ha sido pionera en la aplicación de la jurisprudencia europea utilizando el centro de trabajo como ámbito para considerar un despido colectivo, en vez del ámbito de la empresa como única entidad tomada en consideración hasta ahora.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar